El frío ya está aquí


¡Hola Comilones!

De golpe y porrazo hemos pasado de los tirantes al abrigo y la bufanda, menudo susto, suerte que hay platos potentes como el de hoy que calientan el cuerpo y el alma. Whole Kitchen en su Propuesta Salada para el mes de Noviembre nos invita a preparar un clásico de la cocina francesa Cassoulet! Oh dios que bueno estaba!!

Con la cantidad de ingredientes sale para unas 5-6 personas, pero en mi caso sólo comimos tres así que pude repetir, weeeee. A mi madre y ha mis hermanas no les gustan las judías blancas así que mi padre, mi cuñado y yo nos dimos el placer :) Lo mas gracioso era que mientras cocinaba mi madre decía que olía genial, que era una lástima que no le gustasen las judías, imaginad como quedo de perfumada la casa ^_^ Pero bueno, vamos con la receta y ya os aviso que hay que prepararla desde primera hora porque se toma su tempo en hacerse.



Ingredientes:
Parte del proceso de cocinar las judías y luego el pato con su grasa

  • 300gr judías blancas secas
  • 4-5 tiras de beicon ahumado
  • 2 dientes de ajo
  • 1 bouquet garní (perejil, tomillo, laurel)
  • Pimienta
  • Sal (yo no le puse, sabía muy bien y es mas sano ;) )
  • Salchicha de Lyon o butifarras (1 por cada 2 comensales)
  • 2 confit de pato
  • 1l caldo de carne
  • Pan desmenuzado suficiente para cubrir
  • Perejil picado (opcional)


Ay madre que rico el confit de pato!! Era la primera vez que lo probaba y está delicioso.

A cocinar!:

  1. Ponemos en remojo el día antes las judías, una vez inchadas (el día de cocinar) las escurrimos y las ponemos en una cazuela junto con el beicon, la pimienta (bolitas genial, yo no encontré así que puse molida que queda bien), los dientes de ajo pelados y enteros, el bouquet garní y lo cubrimos todo con el caldo de carne. Dejamos hervir a fuego lento 2 horas.
  2. Pasado el tiempo retiramos el bouquet garní (yo retiré el ajo también) y apagamos el fuego. Precalentamos el horno a 160º. En un cazo escaldamos en agua con sal la salchicha de Lyon o las butifarras. Una vez listas las ponemos en la bandeja que irá al horno.
  3. Escaldamos un poco el pato para poder desmigarlo con mas facilidad y añadimos un poco de la grasa (un poco!!) al preparado de judías que tenemos apartado para que se funda con el calor que le queda.
  4. Ponemos el pato junto con la salchicha o las butifarras en la bandeja y luego añadimos el preparado de judías.
  5. Terminamos con el pan rallado por encima y al horno durante 90min.
  6. Pasado el tiempo y antes de servir podéis espolvorear perejil picado (yo no puse).
  7. A comer!
  8. El montaje, el pato y la butifarra, las judías, el pan y listo
Que gustazo de plato, el sabor del beicon junto con las judías y el ultimo toque de la grasa de pato, y el pato que rico. Fue curioso que algunos elementos no estuvieran fritos como suelen ir pero de ese modo aportaron un toque muy diferente a la receta y el resultado final fue de : vamos a repetirla este invierno :D

Aquí se puede ver un poco de pato con las judías y el pan por encima, directo al plato



2 comentarios:

  1. Fantástico tu cassoulet, tienes razón que el olor del guiso alimenta por si solo. En mi casa, incluso los no amantes de la legumbre se dieron el festín!

    ResponderEliminar
  2. OH DIOS MIO!!!!!!!
    Pero que pintaza!!!!!!!!
    me chifla!

    ResponderEliminar

Que opinas, te atreves con ella? Si yo he podido cualquiera puede :)