Fast food?


¡Hola Comilones!

La receta de hoy viene con una confesión y es: Adoro las patatas fritas. Si por mi fuese las comería día si día también, solas, con ketchup o con una salsa de mayonesa con curry que me chifla; pero no son muy sanas (fritas) así que cuando el otro día navegando por internet me topé con esta receta supe que tenía que hacerla.

Para preparar el plato no necesitamos estar horas en la cocina ni tener ingredientes raros, todo se puede encontrar en un super normal y encima el plato es bastante sano. Lo se, sano y patatas fritas no concuerda mucho pero ya veréis.

Bueno, lo cierto es que lo que preparemos se incluye mas en un recetario de postres que en un principal o un segundo, jejeje, ahora con los ingredientes sabéis el porque.
Los ingredientes

Ingredientes (2 personas):

  • 2 yogures naturales (con o sin azúcar)
  • 1 manzana grande
  • dos mitades de melocotón en almíbar


Montaje:

  1. Escurrimos las mitades del melocotón para que no tengan tanto almíbar. Reservamos.
  2. Removemos el yogur para que quede pastoso y lo ponemos a un lado del plato.
  3. Encima del yogur ponemos una de las mitades del melocotón que teníamos reservadas.
  4. Pelamos la manzana y la cortamos a tiras. Media manzana para cada plato.
  5. Servimos y vemos la cara de los comensales ;)


El proceso :)

Yo se lo he preparado a mi padre y a alucinado, que gracia verle con cara de: ahora me pone un huevo?! después de un plato de caldo y la carne... ahora un huevo?!? Jajajajajajaaja

Lo cierto es que está riquísimo y siempre va bien comer fruta, además, a los niños estas presentaciones les pueden servir para comer más, que hay veces que entra mas por la vista.

Para hacerlo un poco mas real las manzanas se pueden dejar peladas un poco antes y así dejar que se oxiden, para darles el toque de frito y si la consistencia del yogur no os gusta se puede sustituir por nata montada :) Después de hacerlo he pensado en que podría parecerse al ketchup y nose.. quizá un poco de mermelada de fresas caliente, probaré para la próxima.

Ta chan! Un huevo no huevo




Galletas "cupcake" by Lush


¡Hola Comilones!

La receta de hoy es un poco diferente a lo que habitualmente hago, me ha tocado indagar por internet y pensar un poco y todo inspirándome en un producto Lush.

Lush, para quién no la conozca es una empresa de cosmética fresca y natural. En sus tiendas, repartidas por todo el mundo, puedes encontrar jabones sólidos, perfumes, bombas de baño, pinta labios y un montón de cosas más. Su filosofía es clara: no testar con animales, usar el máximo de ingredientes naturales, usar cuanto menos empaquetados mejor y tener una buena política laboral. Entrar en una de sus tiendas es embriagarte de olores, descubrir esencias y que te entren ganas de comértelo todo! Sus productos son ideales para regalar algo diferente, tienen regalos ya preparados o incluso puedes crear el tuyo gracias a los furoshikis ^_^ y si tienes amigos vegetarianos o veganos muchos de sus productos vienen con el sello "Vegan". Algo que sorprende son sus champús sólidos, sí, sólidos porque no están envasados y viene en formato pastilla redonda, su uso es mas prolongado que los champús tradicionales (80-100 lavados) y al no ir en botella ayudas al medio ambiente con menos residuos.
La mascarilla cupcake

Y entre tanto producto me pidieron que escogiera una para transformarlo en galleta, además tenía que ser algo que no necesitase fuego y que producto escogí yo? Una mascarilla fresca facial llamada cupcake (que lleva chocolate y menta), un producto vegano! Y nada... pues me puse a investigar que ingredientes eran aptos para los veganos (para que se pareciera más), como podía hacer unas galletas sin fuego y por si no tuviera suficiente voy y decido que además serán aptas para los celíacos, que cada vez hay mas. En mis investigaciones encontré sustitutivos y al final dí con la combinación de ingredientes perfecta y que llevaba ingredientes presentes en la mascarilla, que era lo importante. Vamos a cocinar un poco.

Ingredientes:

  • 150gr manteca vegetal
  • 100ml leche de almendras (u otra vegetal al gusto)
  • 150gr azúcar
  • 250gr harina sin gluten
  • 50gr chocolate en polvo sin gluten
  • 2 cucharadas de esencia de peppermint
  • 2 cucharadas de agua
Cocina:

  1. Pre calentamos el horno a 190º.
  2. Ponemos todos los ingredientes en un bol.
  3. Amasamos hasta que estén todos los ingredientes bien integrados, lleva mas tiempo que las galletas normales.
  4. Estiramos la masa y cortamos con los corta pastas.
  5. Metemos las galletas al horno durante 10 minutos, pasado el tiempo dejamos enfriar en una rejilla.
  6. Una vez frías nos las comemos!! y podemos acompañarlas con una taza de té o un chocolate caliente ahora que hace fresco.
Galletas Cupcake


Si no os gusta la menta podéis omitir el ingrediente y entonces ponéis 4 cucharadas de agua, el resto todo igual.

Otra manera de comerlas podría ser mientras dejas actuar tu mascarilla fresca cupcake jeje o cualquier otra, que tiene para todos los gustos y pieles. Sí queréis saber mas sobre la mascarilla o sobre Lush en general yo os animo a que os paséis por una de sus tiendas y preguntéis, a los trabajadores les encanta resolvernos dudas y recomendarnos productos, yo he visitado cuatro tiendas diferentes y son todos unos amores :)

Ahora con la Navidad tienen muchos productos de edición limitada con aromas muy acogedores (que los llamo yo así) como la canela, las mandarinas, el chocolate, el coñac... y mas, no dudéis en pasar y oler una tienda Lush ;)


El frío ya está aquí


¡Hola Comilones!

De golpe y porrazo hemos pasado de los tirantes al abrigo y la bufanda, menudo susto, suerte que hay platos potentes como el de hoy que calientan el cuerpo y el alma. Whole Kitchen en su Propuesta Salada para el mes de Noviembre nos invita a preparar un clásico de la cocina francesa Cassoulet! Oh dios que bueno estaba!!

Con la cantidad de ingredientes sale para unas 5-6 personas, pero en mi caso sólo comimos tres así que pude repetir, weeeee. A mi madre y ha mis hermanas no les gustan las judías blancas así que mi padre, mi cuñado y yo nos dimos el placer :) Lo mas gracioso era que mientras cocinaba mi madre decía que olía genial, que era una lástima que no le gustasen las judías, imaginad como quedo de perfumada la casa ^_^ Pero bueno, vamos con la receta y ya os aviso que hay que prepararla desde primera hora porque se toma su tempo en hacerse.



Ingredientes:
Parte del proceso de cocinar las judías y luego el pato con su grasa

  • 300gr judías blancas secas
  • 4-5 tiras de beicon ahumado
  • 2 dientes de ajo
  • 1 bouquet garní (perejil, tomillo, laurel)
  • Pimienta
  • Sal (yo no le puse, sabía muy bien y es mas sano ;) )
  • Salchicha de Lyon o butifarras (1 por cada 2 comensales)
  • 2 confit de pato
  • 1l caldo de carne
  • Pan desmenuzado suficiente para cubrir
  • Perejil picado (opcional)


Ay madre que rico el confit de pato!! Era la primera vez que lo probaba y está delicioso.

A cocinar!:

  1. Ponemos en remojo el día antes las judías, una vez inchadas (el día de cocinar) las escurrimos y las ponemos en una cazuela junto con el beicon, la pimienta (bolitas genial, yo no encontré así que puse molida que queda bien), los dientes de ajo pelados y enteros, el bouquet garní y lo cubrimos todo con el caldo de carne. Dejamos hervir a fuego lento 2 horas.
  2. Pasado el tiempo retiramos el bouquet garní (yo retiré el ajo también) y apagamos el fuego. Precalentamos el horno a 160º. En un cazo escaldamos en agua con sal la salchicha de Lyon o las butifarras. Una vez listas las ponemos en la bandeja que irá al horno.
  3. Escaldamos un poco el pato para poder desmigarlo con mas facilidad y añadimos un poco de la grasa (un poco!!) al preparado de judías que tenemos apartado para que se funda con el calor que le queda.
  4. Ponemos el pato junto con la salchicha o las butifarras en la bandeja y luego añadimos el preparado de judías.
  5. Terminamos con el pan rallado por encima y al horno durante 90min.
  6. Pasado el tiempo y antes de servir podéis espolvorear perejil picado (yo no puse).
  7. A comer!
  8. El montaje, el pato y la butifarra, las judías, el pan y listo
Que gustazo de plato, el sabor del beicon junto con las judías y el ultimo toque de la grasa de pato, y el pato que rico. Fue curioso que algunos elementos no estuvieran fritos como suelen ir pero de ese modo aportaron un toque muy diferente a la receta y el resultado final fue de : vamos a repetirla este invierno :D

Aquí se puede ver un poco de pato con las judías y el pan por encima, directo al plato



Bocaditos de manzana


¡Hola Comilones!

El frío ya se está instalando y cada vez apetecen mas recetas de tipo Navidad (como yo las llamo). Son recetas con toques especiados que suelen comerse en caliente y sientan genial. La receta de hoy se puede hacer en versión individual o en versión para compartir. Lo bueno de la versión individual es que son muy fáciles de llevar y para los que comen fuera de casa siempre apetece llevarse algo mas que un yogurt, no? Como digo es un postre de manzana y yo lo hice de manera individual. Vamos al lío!

Ingredientes:

  • 1 masa de hojaldre
  • 1 yema de huevo (para pintar)
  • 3 manzanas golden (o las que os gusten mas)
  • 50gr mantequilla
  • 50gr azúcar moreno
  • 1 pizca canela
  • 1 pizca nuez moscada
  • 2 clavos
Preparación:

  1. Lavamos, pelamos y cortamos las manzanas.
  2. Fundimos la mantequilla en un cazo.
  3. En ese cazo incorporamos la manzana troceada, el azúcar, la canela, la nuez moscada y los clavos.
  4. Cocemos durante 10 min. a fuego lento y removiendo un poco para que la manzana se impregne con los sabores.
  5. Cuando la manzana esté cocida retiramos del fuego (i retiramos los clavos), aplastamos con un tenedor la manzana y dejamos enfriar.
  6. Precalentamos el horno a 180º.
  7. Extendemos la masa de hojaldre y formamos círculos con un cortapastas o un vaso. (si no se quiere individual se deja tal cual.
  8. En cada círculo ponemos un poco de manzana y cerramos formando un semicírculo. Juntamos los bordes con un tenedor.
  9. Colocamos los pastelitos en una bandeja de horno, los pintamos con la yema y con un cuchillo un poco afilado realizamos unos pequeños cortes para que salga el aire mientras se hacen.
  10. Horneamos durante 20 min.
  11. Sacamos del horno, dejamos que se enfríen un poquito, para no quemarnos la lengua, y luego a devorarlos!!
Yo aproveché unos moldes de empanadillas para hacerlo mas rápido ;) y bueno el resultado fue que la gente quería mas y mas. Y si queréis un truquillo que yo hice, no machaque las manzanas muy a conciencia y así al morder te encontrabas tropezones que le daba un toque muy rico e inesperado.



Si lo hacéis grande y no individual en la misma masa grande ponéis la manzana, cerráis por la mitad y al horno pintada y con agujeros para el calor.

u_u' soy un caso... no encuentro la foto finish de los bocaditos, pero bueno, viendo como son antes de hornearlos os los podéis imaginar. Ponedles un tostado/dorado por encima y con pinta de hacer un poquito de crec-crec. Mil perdones!!



Pan con pan comida de...


¡Hola Comilones!

Hoy no hay receta, hoy os quiero hablar de pan. Pan, en casa somos de baguette y pan de molde, como mucho alguna vez pan de chapata para hornear y tomar con embutido pero ya; así que cuando gané un concurso de las panadería El Fornet me puse la mar de contenta. El premio obviamente era pan, sino vaya tontería hablaros de mis costumbres panaderas..., pero no pan cualquiera, panes de su sección Gourmet!! 2 panes cada día, durante 7 días, que yo escogiese, alucina!
Hay veces que por pereza, otras por desconocimiento y otras pues a saber porque no pruebas nada y te quedas con "lo de siempre", que gran error, el pan esta buenísimo y sin pasarse no es malo, además con la de variedades que hay puedes usarlos para mil cosas como bocadillos, bases de cocas, como acompañante o elemento de un plato diferente...
En estos días he probado un total de 11 tipos de pan y he repetido 3, estos son los panes:

  • Multicereales: este es uno de los repes y es que me ha enamorado. Tiene la corteza llena de pepitas y cereales que también encuentras en la miga interior. Rico rico. Según internet este pan aporta vitaminas del grupo B y favorece el rendimiento muscular.
  • De espelta:también repetido porque a mi madre le va bien la harina de espelta, que es una harina de las llamadas antiguas, ahora se vuelve a usar cada vez más porque algunos alérgicos (no celíacos!!) la pueden tomar, a parte de que lleva omegas y minerales que ayudan al cuerpo. De corteza finita.
  • De olivas: tanto negras como verdes, muy rico y que cogí dos veces porque mi hermana mayor no tubo ocasión de probarlo. Quizá lo que menos me gustó fue la cantidad de aceite que desprendia al cogerlo, era un poco pringoso pero oix que gusto le dan las olivas al pan ^_^
  • De Kamut: ni fu ni fa, un pan normal que también se hace con una harina antigua, el Kamut.
  • Pasas y nueces: a mi familia les encantó y a punto estuve de volver a cogerlo pero las pasas a mi no me gustan y aunque se podían quitar con facilidad de las rebanadas prefería coger otros, eso sí, las nueces ñam ñam.
  • Alemán: consistente, es esponjoso como un pan de molde pero llena como una piedra! Con algún cereal por encima este pan tiene un color marronoso que no es el que acostumbramos a ver, clarito y blanquito, no. Según mi cuñado va genial para ganar peso. Aunque no lo probé creo que con mermelada y para desayunar tiene que estar riquísimo.
  • De pueblo: en casa dijimos que era como nuestro pan de payes, genial para tostar y mojar con aceite, sal y tomate.
  • De hogaza: otro pan bastante normal, no tiene un sabor diferente y puede servir bien para ponerle cosas encima y llevarlo al horno, como quesos o pimientos.
  • Gallego: este lo podemos encontrar en formato "bola" o en formato barra, yo cogí la barra porque el otro yo creo que pesaría lo mismo que yo y al final se nos saldría el pan por las orejas jejeje. Es un pan bueno parecido al de hogaza y el de pueblo. Todos tienen buenas cortezas que van bien para calentar al horno y que sujeten todo lo que les pongamos encima.
  • Chusco: también lo llaman Nature es de corteza gruesa pero en tipo barra y como su nombre indica todos los ingredientes son naturales y la fermentación es lenta. Este lo comimos con embutido y estaba muy bueno.
  • Coca de aire: tipo chapata, muy rica y genial para preparar cocas (como su nombre indica), un ratito al horno y a comer!!
Aquí tenéis las imágenes de los panes :) adivináis cual es cual?

Cada día dos por favor :)

Y vosotros sois de comer pan? Ahora en casa nos sentiremos raros después de esta semanita.



Ciao! Una sopita para entrar en calor


¡Hola Comilones!

Whole Kitchen en su Propuesta Salada para el mes de octubre nos invita a preparar un clásico de la cocina Italiana: SOPA MINESTRONE.

Ahora ya veis el porque del ciao, que puede parecer raro pero se dice tanto para decir hola como adiós, pero supongo que entenderéis que yo os digo Hola :)
Pues vamos con esta receta italiana que para momentos de fresquito va genial porque es una sopita calentita llena de verduras y hortalizas que para el cuerpo nos irán genial, con eso de que se acercan fiestas (relativamente cerca) podemos perder unos kilos que seguro acogeremos encantados en Navidad.

Como cualquier receta hay variantes y se puede adaptar a los gustos de los comensales, si alguien es alérgico a algún producto o no es de su agrado siempre se puede quitar o sustituir por otro, es lo bueno de la cocina!! Así que para esta receta yo añadí cosas, quité otras y, para que mentir, me olvidé de algunas...

Ingredientes* para 5-6 platos:

Las verduritas listas para pelar y cortar
  • 1 cebolla
  • 50-100gr beicon
  • 100gr champiñones
  • 200gr acelgas
  • 2 puerros
  • 100gr guisantes
  • 300gr judías verdes
  • 2 calabacines
  • 1 patata grande
  • 1 zanahoria grande
  • 1 ramillete de albahaca
  • aceite de oliva
  • sal
  • pimienta
  • 1,5l de agua
Beico, opcional si queremos una receta vegetariana


Antes de preparar una receta es importante leerse los pasos para saber que hacer en cada momento, puede parecer una chorrada pero hay veces que se te gira una palabra y pones a hervir algo cuando en realidad tenías que freírlo y claro, la receta no será igual. Hablo por experiencia y por esta receta.

Pasos:

  1. Cortamos la cebolla a cachitos i la ponemos en una olla junto con dos cucharadas de aceite y el beicon cortadito.
  2. Limpiamos los champis i los cortamos a laminas, a dados... como gustéis.
  3. Cortamos, pelamos, limpiamos y troceamos el resto de verduras.
  4. Sofreímos la cebolla con el beicon.
  5. Agregamos el resto de verduras (aquí yo agregue la albahaca pero debería ponerse mas adelante, no fue un gran alboroto y la cosa salió bien). Removemos bien.
  6. Poco a poco vertemos el agua y la llevamos a ebullición a fuego medio-lento, una vez empieza el chup-chup tapamos la olla y bajamos el fuego al mínimo.
  7. Ahora picamos la albahaca y la mezclamos con 3 cucharadas de aceite. (Esto no lo hice porque agregue la albahaca picada junto con el resto de verduras, la casa olía de maravilla). Antes de servir la sopa agregamos la mezcla y removemos.
  8. Rectificamos la sazón si hace falta.
  9. Servimos y a comer!


El proceso :)


* Si no se añade el beicon puede resultar un plato perfecto para vegetarianos. Si queremos, unos 20 minutos antes de servir, podemos agregar pasta y así darle un toque mas de caldo. Las verduras pueden cambiarse, añadir, quitar... a gustos y la cantidad cambiará según los comensales.

La verdad, es un plato perfecto para los días de frío y aunque pueda parecer poca cosa con tanta verdura llena lo suficiente y el olorcito que deja es mmm.... buenísimo!



Seguro que repito la receta este otoño, me encanta como quedó y el sabor.

A comer!!



Aquí huele a queso


¡Hola Comilones!

Llevo un par de meses de parón, soy un caso, yo lo se, en mi casa lo saben, mis amigos lo intuyen y vosotros acabáis de enteraros, pero aquí estamos con una receta (si, yupi!), de les tres veces que la he comido dos han sido para cenar y una para comer así que no es ni ligera ni pesada; aunque siempre dependerá de la cantidad que hagáis jeje.
Los ingredientes son sencillos y por eso me decidí hacerla, ya que la primera y segunda vez que la comí fue porque me la habían preparado ^_^
Todo empezó una noche de sábado, la panaderia/bar/restaurante de debajo de casa celebraba un año y hacían una pequeña fiestecita así que nos fuimos a cenar con la familia (nada mafioso, eh!). La verdad es que soy un poco rara comiendo pero algo de la carta me llamo a gritos, tostada de lechuga con beicon y brie :D DE-LI-CIO-SA aaayyy que rica, y al ver que era tan sencilla pensé que un día tenía que prepararla en casa y así fue.
Los ingredientes

Ingredientes para 2 personas:

  • 4 rebanadas de pan de molde (o chapata que cruje)
  • lechuga
  • 1-2 tiras de beicon por rebanada
  • brie (al gusto, si os gusta mas pues trozos grandes, si os gusta menos pues trocitos...)








Pasos y resultado final (falta el paso del beicon, se me olvidó...)
Preparación:


  1. Precalentamos el horno a unos 150º
  2. Tostamos el pan (si es de molde) y lo ponemos en los platos donde lo serviremos.
  3. ponemos encima las hojas de lechuga.
  4. Freímos el beicon al gusto (mas o menos crujiente). Lo ponemos encima de la lechuga.
  5. Cortamos el queso Brie y lo ponemos encima del beicon.
  6. Ponemos en el horno el plato montado para que el queso se funda un poco, eso dependerá de silo queremos mas o menos fundido.
  7. A comer!!
Que os parece? A mi me encantó y ya pienso en el próximo día que lo haga.




Un comienzo de semana diferente


¡Hola Comilones!
Es lunes, principios de mes, finales de las vacaciones (aún faltan 20 días para que oficialmente termine el verano) y por raro que parezca me he levantado con energía y ganas, tantas ganas que me he apuntado (mentalmente) a un reto para tener los glúteos en forma y después del "palizón" inicial he ido directa a la cocina a por vitaminas. El reto lo he conocido gracias a My Wellness Lab, en su blog podéis encontrar potingues, recetas, lugares que visitar... un poquito de todo y si es sano mucho mejor.
Parte de esta repentina energía seguramente viene del acojone (o llámalo adrenalina) que tendré mañana cuando empiece a trabajar en una nueva empresa que está en el 5º pino y me mantendrá fuera de casa todo el día, socorro!! Pero bueno vamos a pensar en positivo e intentaré crearme una buena rutina para poder hacer esto de los glúteos.
La parte de las vitaminas la he solventado con un buen batido y como en casa tomamos leche de muchas variantes he optado por probar la desnatada sin lactosa y no se los demás pero no he notado nada diferente, supongo que eso es bueno ;)

Ingredientes del batido:

  • 1 plátano no muy grande
  • 1 kiwi
  • 1/2 melocotón
  • 1/2 manzana
  • Leche (normal, desnatada, semi... como os guste mas y en la cantidad que veáis correcta, 1 chorrito, 1 chorro, 1 vaso...)
Preparación:

  • Pelamos el kiwi, el plátano y partimos por la mitad la manzana y el melocotón (si queremos los pelamos o no).
  • En el vaso de la batidora ponemos las frutas en trocitos y añadimos la leche deseada.
  • Batimos hasta dejarlo todo bien mezclado y servimos.
Con el melocotón sobrante me ha dado por poner dos gajos en el zumo jejeje, el resto me lo he comido tal cual mientras preparaba este post. La media manzana se la he cedido a mi madre.

Espero ser constante con lo de las sentadillas, os dejo la imagen por si alguien se apunta :)


Ya quedan poquitas ^_^


¡Hola Comilones!

Me gusta mucho la fruta, a vosotros? La fruta es muy sana, aporta vitaminas, ayuda a limpiarnos por dentro (o por fuera con mascarillas) y tomandola con moderación nos ayuda a mantener una dieta equilibrada (con eso de 5 frutas y verduras). Yo tengo un pequeño problema y es que me lleno con nada y mas de una pieza a la vez me resulta casi imposible así que... me preparo batidos y papillas de frutas!! Es una manera de poder comerme cuatro o cinco piezas o mas si comparto y la hago grande ;) Así que el otro día en el súper cuando vi que todavía tenían fresas me fui directa a buscar las mas bonitas y con ellas me preparé dos cositas, un batido y una merienda.

Ingredientes de la merienda:

  • Un puñado de fresas (según las que os apetezcan)
  • Nata para montar, la cantidad variará según las fresas que comáis pero que si hacemos de mas pues... a cucharadas! o nata ya montada ;)
  • Azúcar opcional
Preparación:

  • Batimos la nata y la endulzamos al gusto.
  • Una vez montada la pondremos en un plato y reservaremos.
  • Lavamos las fresas (las podemos cortar en daditos, a medias, dejarlas enteras, con o sin rabito... al gusto del consumidor).
  • Ponemos las fresas lavadas en el plato junto con la nata montada y a disfrutar!


Ahora vamos con el batido, necesitamos:

  • Un puñado de fresas
  • Un buen chorro de leche (normal, semidesnatada, desnatada... las posibilidades son infinitas)
  • Azúcar opcional

Preparación:

  • Lavamos las fresas y las ponemos en el vaso de la batidora.
  • Añadimos la leche y batimos.
  • Probamos y si queremos añadimos azúcar, batimos luego y servimos.



Piensa en un lugar fresquito como Alaska


¡Hola Comilones!
Hace calor, es verano lo se y por supuesto que hace calor pero uf... hace calor. Así que Whole Kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de julio nos invita a preparar BAKED ALASKA. El Baked Alaska como se puede deducir es un postre frío, helado en una de sus partes y una tortura prepararlo en verano, pero como somos la caña no hay sol ni horno caliente que impida éste reto. Lo hice el otro día y suerte que fue por la noche porque casi se me agota la paciencia, corriendo aquí y allí por la cocina, gritando para que me despejaran un sitio o encendiesen las luces, rezando a todo lo que me pudiese escuchar y ayudar... una odisea que por suerte salió bien, bueno mentira... salió genial!!
El postre consta de tres partes bien diferenciadas, la primera es la base, luego el corazón y por último (y en este caso lo más importante) el caparazón. La base puede realizarse con nuestra receta de bizcocho/pastel favorita y que combine con el corazón que es un helado, lo bueno es que también podemos hacerlo con nuestro sabor preferido y lo que ya es si o si y no se puede cambiar es el caparazón de merengue, bueno vale.. si, se puede teñir, darle sabor... vale se puede adaptar todo todito, ya lo he dicho :P
Esto fue lo que yo usé en esta receta de Baked Alaska, que si vuelvo a probar de hacer quizá cambie cositas como el sabor del helado o la base, aix... ya veré.

La "receta":

Para la base preparé un Brownie con nueces, para el helado compré uno de vainilla (simple, pero riquísimo) y el merengue pues nada, merengue jejeje. Me sabe mal pero en esta receta casi no hay fotos, empecé muy bien con el brownie pero luego se desató la locura, el helado se derretía el merengue no se esparcía bien y yo casi muero de un ataque de nervios jejeje así que ni pensaba en hacer fotos, por suerte la foto finish si que la hice, sino que gracia preparar algo que luego nadie ve y a ver si te creen ¬¬ Así que este post se lucirá solo con una única foto, preciosa eso sí (no porque yo la hiciera eh! jiji).

El "montaje":

El Baked Alaska se puede preparar a lo grande y luego cortar como un pastel, pero yo (que ilusa) me propuse hacerlo individual, en casa somos cuatro pero dulce solo comemos tres y pensé que uno grande sería too much pal' body. Así que ya me veis, cortando con un corta galletas tres redondas de brownie y tres cilindros de helado para ponerlos encima y ahí fue cuando se abrió la caja de Pandora! Metí los brownies con helado en el congelador (que no ayudó nada porque se derretía todo igual u_u) y uno a uno los iba sacando para untarlos en merengue, el merengue tiene que cubrir TODO el helado y la base para que luego cuando le pases el soplete (esta parte me encantó ^_^) o los metas al horno el merengue se dore pero el helado no se derrita y una vez tostadito ya se puede comer, la mejor parte de todas sin duda.

En la foto se puede ver el exterior antes de ser "quemado", una vez "quemado" y el corte que permite ver el interior y todo el trabajo duro.

Es un postre muy bueno, llena bastante tirando a mucho por el merengue, bueno por todo la verdad. La próxima vez que me decida hacerlo lo prepararé en Navidad o si algún día me voy a vivir al Polo Norte, allí seguro que me aguanta perfecto todo el montaje ;)

*Una curiosidad, también se le llama Tortilla Noruega al postre aunque de tortilla na' de na' pero como yo no me inventé el nombre no me meto. Supongo que al saber los dos nombres entenderéis que el merengue simboliza la nieve de estos dos lugares tan fresquetes, pero nose.. llamalo osito polar que también es blanco jajajaja, no ahora en serio, se llama así para celebrar la adquisición de Alaska por parte de USA allá por 1867.

Eso es todo por hoy, si algún día lo preparáis me gustaría verlo y así intercambiar opiniones, que me gusta mucho eso de charlar :D




Rumba, Tango... no, SALSA!


¡Hola Comilones!
Ayer para cenar en casa preparé una especie de tapa, bueno mas o menos y sí, tapa en singular porque ya teníamos carne y esto era quizá un poco mas para acompañar. Whole Kitchen en su Propuesta Salada para el mes de julio nos invita a preparar un clásico de la cocina española: PATATAS A LA BRAVA. Pues si, como leéis, ayer preparé esta salsa, bueno también las patatas. Es una receta con muchísimas variedades, dicen que la ONU ha recopilado 200 recetas diferentes, ahí es na'. Yo no se si la receta que preparé está recogida en esas 200 de la ONU, esta es la receta* que preparé.

Ingredientes para la salsa:
Los ingredientes

  • 8 o 10 cebolletas.
  • 1 cucharilla de pimentón de la vera (yo usé dulce que fue el que encontré pero se puede usar picante).
  • 1 diente de ajo (o al gusto).
  • 2 cucharas de salsa de tomate.
  • 4 o 5 cucharadas de ketchup.
  • 1 cucharadita de vinagre de sidra.
  • 1/2 vaso de agua.
  • Aceite y sal (al gusto, ir probando la salsa y rectificar).
Preparación de la salsa:
La salsa haciéndose, en su bol y ya en sus últimos instantes de vida

  1. En un robot de cocina ponemos las cebolletas, el ajo, el pimentón un poco de sal y aceite. Trituramos y formamos una pasta.
  2. Una vez obtenida la pasta la pasamos a una sartén donde la cocinaremos unos 5 minutos.
  3. Pasado el tiempo añadiremos el resto de ingredientes, el tomate, el ketchup, el vinagre, el agua y si hace falta mas sal y aceite.
  4. Lo dejaremos unos 15 minutos removiendo y dejando que coja la consistencia de la salsa.
  5. Una vez cocinada la pasamos al recipiente que vayamos a usar para servirla y dejaremos que se enfríe.
Las patatas:
Las patatas

  • 6 patatas medianas-grandes (o al gusto)
Cocción:

  1. Pelamos las patatas y las cortamos de manera irregular.
  2. Yo las freí en una freidora eléctrica pero también se puede en una pella con abundante aceite.
  3. Una vez doradas las dejamos enfriar y las ponemos en el plato que las vayamos a servir.
Pues como ya está todo preparado ya sólo queda mojar las patatas en la salsa y disfrutar! En casa no sobró salsa porque cuando las patatas se terminaron siguieron con el pan rebañando el bol donde estaba, así que eso me da a entender que les gustó ;)

La Salsa Brava :)


Como ya he dicho a mi la cebolla no me gusta así que preparé dos salsas mas, en un bol puse mayonesa al curry y en otro bol puse ketchup. Para gustos los colores y en mi casa para gustos cada miembro de nosotros jejeje.

Las tres: Brava, Mayonesa + Curry, Ketchup


*Podéis añadir, quitar, aumentar, disminuir los ingredientes como mas guste en vuestra casa, es lo bueno de esta receta, admite muchos cambios.




O say can you see...


¡Hola Comilones!
Casi no llego!!! Cada día el tiempo me pasa más rápido y se escapa entre mis dedos, pero aquí estoy con una receta dulce y un tanto curiosa. Viendo un vídeo me entraron ganas de probar y como justo tenía el 4 de julio a la vuelta de la esquina pues mira...
Es una receta sin mucha complicación ya que casi todo lo usado está preparado o casi. Para empezar necesitamos cuatro boles, colorante alimentario, cucharas, molde(s) redondo(s) para pastel y un cortador de galletas redondo.

Para el bizcocho tricolor:

  • 2 paquetes de preparado de pastel blanco Duncan Hines.
  • 6 claras de huevo (sin las yemas porque queremos que siga blanco).
  • 2 tazas de agua.
  • 2/4 taza de aceite de girasol.
  • Colorante azul.
  • Colorante rojo.
Para el frosting:

  • Una lata de frosting de cualquier sabor Duncan Hines o nuestro frosting favorito
Preparación del bizcocho tricolor:

  1. En un gran bol mezclaremos todos los ingredientes, claras, agua, preparado del pastel y aceite.
  2. Remover con varillas eléctricas hasta que la masa sea homogénea.
  3. Dividir la masa en tres moldes.
  4. Colorear un bol con el colorante rojo, otro con el colorante azul y dejar uno sin colorante.
  5. Hornear los bizcochos, cada masa por un lado, en un horno a 180º durante 25-30 minutos.
  6. Desmoldar y dejar enfriar.
Montaje:

  1. Dividimos la masa roja y la masa blanca en diferentes capas, 2, 3 o las que salgan/queráis.
  2. La primera capa será roja seguida de frosting y luego una capa blanca.
  3. Reservaremos la misma cantidad de capas rojas y blancas para que queden a la misma altura que el bizcocho azul.
  4. Cuando ya sólo quede el bizcocho azul y las correspondientes capas rojas y blancas las alinearemos para hacerles un agujero en medio con el cortador de galletas.
  5. Una vez cortadas las masas nos quedaremos con el circulo interior de las masas blancas y rojas y con el exterior de la azul.
  6. Montaremos el bizcocho azul sobre las capas que ya teníamos montadas y añadiremos el circulo interior del otro bizcocho, siempre entre capa y capa cubriendo con frosting para que se quede pegado.
  7. Una vez todo montado cubriremos con frosting para ocultar la diferencia de color de las ultimas capas y si se quiere con fondant para decorar.
  8. Servimos y al hacerlo se verá la bandera americana (sin estrellas) con sus colores.





Todos los días sale el sol (...)


¡Hola Comilones!
Quizá con el título alguien habrá pillado el chiste (es una canción) y sabrá un poco de que va la receta, sino... ya lo digo yo jeje es Arroz a Banda con Chipirones. Lo cierto es que no tengo ni idea de como se prepara este plato y de momento seguiré sin saberlo porque la receta de hoy tiene trampa ;)
La gente de Brillante (los del arroz, sí) me han enviado un nuevo producto llamado Brillante a la sartén para que lo pruebe y les de mi opinión. Este nuevo producto tiene tres variedades, hoy hablaré de una de ellas y en otros dos post de las siguientes.
Brillante ha querido facilitar la cocina y con este nuevo producto semi-cocinado, para dos raciones, yo creo que va bien encaminado. Es de fácil almacenaje, las instrucciones son fáciles de seguir y se prepara en 5 minutos (de verdad, cinco de reloj, bueno.. quizá 6, pero no más).
Para prepararlo sólo necesitas una paella y un bote de Brillante a la sartén et voliá, en 5 minutos listo!





Pasos a seguir:

  1. Separas los dos botes, en el pequeño va el arroz y en el grande el "caldo".
  2. Viertes el contenido del bote grande en una sartén a fuego medio y esperas a que haga chup-chup.
  3. Cuando veas las burbujitas entonces viertes el arroz, con cuidado que puede estar pegado y caer de una pieza... la cocina no queda nada bonita entonces (no me volverá a pasar a mi).
  4. Seguimos a fuego medio y vamos removiendo para que no se pegue o queme y así unos 4 minutos.
  5. Pasado el tiempo el arroz ya se habrá hinchando con el caldito y lo tendremos listo para servir.
  6. Servimos en el plato y a comer!





Liberté, Égalité, Fraternité


¡Hola Comilones!
Esta receta me viene que ni pintada por su origen ya que acabo de saber que tengo el título de grado superior aprobado gracias a la recuperación de francés!! Ahora ya sabéis que la receta viene de allí y es que Whole Kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de junio nos invita a preparar un clásico de la cocina francesa: SAVARIN.
El pastel tiene forma de corona porque fue creado para un rey y aunque se han ido modificando la receta hasta la actual el echo de la forma no ha variado. Al ser de forma redondeada y llevar un almíbar, éste se distribuye mejor por todo el pastel y queda todo bien mojadito. La nata montada del centro y las frutas frescas de la decoración ayudan mucho a darle sabor, que sea mas vistoso y que esté muy bueno.
Estos son los ingredientes para la masa:

  • 250 gr. harina de repostería
  • 20 gr. levadura de panadero fresca (6 gr. si es seca)
  • 5 gr. de sal
  • 10 gr. de azúcar
  • 3 huevos
  • 50 gr. mantequilla derretida
  • 4-5 c/s leche
Los pasos a seguir son:

  1. Tamizamos la harina, añadimos la sal, la levadura seca (si es fresca la disolveremos antes con un poco de agua) y el azúcar. Mezclamos para que se reparta todo.
  2. Vertemos los huevos a los ingredientes secos, uno a uno y mezclando bien antes de añadir el siguiente.
  3. Agregamos la mantequilla derretida y seguimos mezclando, nos quedara una masa un poco espesa.
  4. Añadimos la leche, cucharada a cucharada, mezclando hasta obtener una masa homogénea y manejable.
  5. Con el molde Savarin engrasado verteremos la masa y cubriremos con un film. Dejamos reposar para que la levadura haga efecto y la masa doble su tamaño (me encanta ver como sube y sube).
  6. Una vez la masa a doblado su tamaño y con el horno pre-calentado a 190º la meteremos para que se haga durante 25-30 minutos.
El almíbar:

  • Piel de 1 naranja
  • Piel de 1 limón
  • 5 c/s de ron
  • 200 gr. azúcar
Cocción del almíbar:

  1. Ponemos todos los ingredientes en un cazo y llevamos a fuego medio durante unos 10 minutos.
  2. Una vez el azúcar se ha disuelto retiramos las pieles.
Ahora toca juntar el almíbar y el pastel así que mientras el Savarin se enfría dentro del molde nosotros verteremos el almíbar para que se empape todo.

Por último montaremos la nata que no tiene mucha complicación, 200 ml. de nata para montar, azúcar al gusto y a montar!

Montaje del plato:
  1. Colocamos en un plato el savarin ya empapado y frío.
  2. Llenamos el centro con la nata montada.
  3. Cubrimos con frutas frescas, en mi caso usé frutas del bosque. Creo que los colores le quedan muy bien y ahora son fáciles de encontrar.


Lo bueno de este postre es que se puede adaptar a las estaciones gracias a los complementos como las frutas.

Espero que lo probéis y ya me diréis que os ha parecido, en casa gustó mucho y mas después de confundir la harina normal con la de repostería... no os recomiendo nada el cambio, parecía una piedra! Que susto me llevé hasta que descubrí el error jejeje.


Vitaminas


¡Hola Comilones!
Hoy traigo un batido de frutas que con la llegada del calor va muy bien por las vitaminas y porque suelen ser muy refrescantes si se sirven fresquitos. A mi me encanta tomarlos y es una buena manera de comer más de una pieza a la vez, que tener que morder cansa mucho... Hay días que pongo unas frutos u otras o más cantidad o zumos; con estos batidos todo es posible y personalizable. Con azúcar, sin azúcar, con leche normal, de soja, pasado por un colador, al natural... opciones mil! Con estos ingredientes preparé yo el siguiente:

  • Un plátano
  • Un kiwi
  • Una rodaja de sandía
  • Media manzana
  • Leche (al gusto)
  • Azúcar (al gusto)


Y prepararlo es tan fácil como:

  1. Pelamos y troceamos las frutas.
  2. Las ponemos en un recipiente para batirlas.
  3. Añadimos la leche al gusto.
  4. Batimos!
  5. Probamos y si lo queremos más dulce añadimos azúcar y batimos para integrar.
  6. Servimos y disfrutamos :)
Sencillo, rápido, refrescante, sano y bueno bueno ^_^