Galletas "cupcake" by Lush


¡Hola Comilones!

La receta de hoy es un poco diferente a lo que habitualmente hago, me ha tocado indagar por internet y pensar un poco y todo inspirándome en un producto Lush.

Lush, para quién no la conozca es una empresa de cosmética fresca y natural. En sus tiendas, repartidas por todo el mundo, puedes encontrar jabones sólidos, perfumes, bombas de baño, pinta labios y un montón de cosas más. Su filosofía es clara: no testar con animales, usar el máximo de ingredientes naturales, usar cuanto menos empaquetados mejor y tener una buena política laboral. Entrar en una de sus tiendas es embriagarte de olores, descubrir esencias y que te entren ganas de comértelo todo! Sus productos son ideales para regalar algo diferente, tienen regalos ya preparados o incluso puedes crear el tuyo gracias a los furoshikis ^_^ y si tienes amigos vegetarianos o veganos muchos de sus productos vienen con el sello "Vegan". Algo que sorprende son sus champús sólidos, sí, sólidos porque no están envasados y viene en formato pastilla redonda, su uso es mas prolongado que los champús tradicionales (80-100 lavados) y al no ir en botella ayudas al medio ambiente con menos residuos.
La mascarilla cupcake

Y entre tanto producto me pidieron que escogiera una para transformarlo en galleta, además tenía que ser algo que no necesitase fuego y que producto escogí yo? Una mascarilla fresca facial llamada cupcake (que lleva chocolate y menta), un producto vegano! Y nada... pues me puse a investigar que ingredientes eran aptos para los veganos (para que se pareciera más), como podía hacer unas galletas sin fuego y por si no tuviera suficiente voy y decido que además serán aptas para los celíacos, que cada vez hay mas. En mis investigaciones encontré sustitutivos y al final dí con la combinación de ingredientes perfecta y que llevaba ingredientes presentes en la mascarilla, que era lo importante. Vamos a cocinar un poco.

Ingredientes:

  • 150gr manteca vegetal
  • 100ml leche de almendras (u otra vegetal al gusto)
  • 150gr azúcar
  • 250gr harina sin gluten
  • 50gr chocolate en polvo sin gluten
  • 2 cucharadas de esencia de peppermint
  • 2 cucharadas de agua
Cocina:

  1. Pre calentamos el horno a 190º.
  2. Ponemos todos los ingredientes en un bol.
  3. Amasamos hasta que estén todos los ingredientes bien integrados, lleva mas tiempo que las galletas normales.
  4. Estiramos la masa y cortamos con los corta pastas.
  5. Metemos las galletas al horno durante 10 minutos, pasado el tiempo dejamos enfriar en una rejilla.
  6. Una vez frías nos las comemos!! y podemos acompañarlas con una taza de té o un chocolate caliente ahora que hace fresco.
Galletas Cupcake


Si no os gusta la menta podéis omitir el ingrediente y entonces ponéis 4 cucharadas de agua, el resto todo igual.

Otra manera de comerlas podría ser mientras dejas actuar tu mascarilla fresca cupcake jeje o cualquier otra, que tiene para todos los gustos y pieles. Sí queréis saber mas sobre la mascarilla o sobre Lush en general yo os animo a que os paséis por una de sus tiendas y preguntéis, a los trabajadores les encanta resolvernos dudas y recomendarnos productos, yo he visitado cuatro tiendas diferentes y son todos unos amores :)

Ahora con la Navidad tienen muchos productos de edición limitada con aromas muy acogedores (que los llamo yo así) como la canela, las mandarinas, el chocolate, el coñac... y mas, no dudéis en pasar y oler una tienda Lush ;)


El frío ya está aquí


¡Hola Comilones!

De golpe y porrazo hemos pasado de los tirantes al abrigo y la bufanda, menudo susto, suerte que hay platos potentes como el de hoy que calientan el cuerpo y el alma. Whole Kitchen en su Propuesta Salada para el mes de Noviembre nos invita a preparar un clásico de la cocina francesa Cassoulet! Oh dios que bueno estaba!!

Con la cantidad de ingredientes sale para unas 5-6 personas, pero en mi caso sólo comimos tres así que pude repetir, weeeee. A mi madre y ha mis hermanas no les gustan las judías blancas así que mi padre, mi cuñado y yo nos dimos el placer :) Lo mas gracioso era que mientras cocinaba mi madre decía que olía genial, que era una lástima que no le gustasen las judías, imaginad como quedo de perfumada la casa ^_^ Pero bueno, vamos con la receta y ya os aviso que hay que prepararla desde primera hora porque se toma su tempo en hacerse.



Ingredientes:
Parte del proceso de cocinar las judías y luego el pato con su grasa

  • 300gr judías blancas secas
  • 4-5 tiras de beicon ahumado
  • 2 dientes de ajo
  • 1 bouquet garní (perejil, tomillo, laurel)
  • Pimienta
  • Sal (yo no le puse, sabía muy bien y es mas sano ;) )
  • Salchicha de Lyon o butifarras (1 por cada 2 comensales)
  • 2 confit de pato
  • 1l caldo de carne
  • Pan desmenuzado suficiente para cubrir
  • Perejil picado (opcional)


Ay madre que rico el confit de pato!! Era la primera vez que lo probaba y está delicioso.

A cocinar!:

  1. Ponemos en remojo el día antes las judías, una vez inchadas (el día de cocinar) las escurrimos y las ponemos en una cazuela junto con el beicon, la pimienta (bolitas genial, yo no encontré así que puse molida que queda bien), los dientes de ajo pelados y enteros, el bouquet garní y lo cubrimos todo con el caldo de carne. Dejamos hervir a fuego lento 2 horas.
  2. Pasado el tiempo retiramos el bouquet garní (yo retiré el ajo también) y apagamos el fuego. Precalentamos el horno a 160º. En un cazo escaldamos en agua con sal la salchicha de Lyon o las butifarras. Una vez listas las ponemos en la bandeja que irá al horno.
  3. Escaldamos un poco el pato para poder desmigarlo con mas facilidad y añadimos un poco de la grasa (un poco!!) al preparado de judías que tenemos apartado para que se funda con el calor que le queda.
  4. Ponemos el pato junto con la salchicha o las butifarras en la bandeja y luego añadimos el preparado de judías.
  5. Terminamos con el pan rallado por encima y al horno durante 90min.
  6. Pasado el tiempo y antes de servir podéis espolvorear perejil picado (yo no puse).
  7. A comer!
  8. El montaje, el pato y la butifarra, las judías, el pan y listo
Que gustazo de plato, el sabor del beicon junto con las judías y el ultimo toque de la grasa de pato, y el pato que rico. Fue curioso que algunos elementos no estuvieran fritos como suelen ir pero de ese modo aportaron un toque muy diferente a la receta y el resultado final fue de : vamos a repetirla este invierno :D

Aquí se puede ver un poco de pato con las judías y el pan por encima, directo al plato



Bocaditos de manzana


¡Hola Comilones!

El frío ya se está instalando y cada vez apetecen mas recetas de tipo Navidad (como yo las llamo). Son recetas con toques especiados que suelen comerse en caliente y sientan genial. La receta de hoy se puede hacer en versión individual o en versión para compartir. Lo bueno de la versión individual es que son muy fáciles de llevar y para los que comen fuera de casa siempre apetece llevarse algo mas que un yogurt, no? Como digo es un postre de manzana y yo lo hice de manera individual. Vamos al lío!

Ingredientes:

  • 1 masa de hojaldre
  • 1 yema de huevo (para pintar)
  • 3 manzanas golden (o las que os gusten mas)
  • 50gr mantequilla
  • 50gr azúcar moreno
  • 1 pizca canela
  • 1 pizca nuez moscada
  • 2 clavos
Preparación:

  1. Lavamos, pelamos y cortamos las manzanas.
  2. Fundimos la mantequilla en un cazo.
  3. En ese cazo incorporamos la manzana troceada, el azúcar, la canela, la nuez moscada y los clavos.
  4. Cocemos durante 10 min. a fuego lento y removiendo un poco para que la manzana se impregne con los sabores.
  5. Cuando la manzana esté cocida retiramos del fuego (i retiramos los clavos), aplastamos con un tenedor la manzana y dejamos enfriar.
  6. Precalentamos el horno a 180º.
  7. Extendemos la masa de hojaldre y formamos círculos con un cortapastas o un vaso. (si no se quiere individual se deja tal cual.
  8. En cada círculo ponemos un poco de manzana y cerramos formando un semicírculo. Juntamos los bordes con un tenedor.
  9. Colocamos los pastelitos en una bandeja de horno, los pintamos con la yema y con un cuchillo un poco afilado realizamos unos pequeños cortes para que salga el aire mientras se hacen.
  10. Horneamos durante 20 min.
  11. Sacamos del horno, dejamos que se enfríen un poquito, para no quemarnos la lengua, y luego a devorarlos!!
Yo aproveché unos moldes de empanadillas para hacerlo mas rápido ;) y bueno el resultado fue que la gente quería mas y mas. Y si queréis un truquillo que yo hice, no machaque las manzanas muy a conciencia y así al morder te encontrabas tropezones que le daba un toque muy rico e inesperado.



Si lo hacéis grande y no individual en la misma masa grande ponéis la manzana, cerráis por la mitad y al horno pintada y con agujeros para el calor.

u_u' soy un caso... no encuentro la foto finish de los bocaditos, pero bueno, viendo como son antes de hornearlos os los podéis imaginar. Ponedles un tostado/dorado por encima y con pinta de hacer un poquito de crec-crec. Mil perdones!!