Piensa en un lugar fresquito como Alaska


¡Hola Comilones!
Hace calor, es verano lo se y por supuesto que hace calor pero uf... hace calor. Así que Whole Kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de julio nos invita a preparar BAKED ALASKA. El Baked Alaska como se puede deducir es un postre frío, helado en una de sus partes y una tortura prepararlo en verano, pero como somos la caña no hay sol ni horno caliente que impida éste reto. Lo hice el otro día y suerte que fue por la noche porque casi se me agota la paciencia, corriendo aquí y allí por la cocina, gritando para que me despejaran un sitio o encendiesen las luces, rezando a todo lo que me pudiese escuchar y ayudar... una odisea que por suerte salió bien, bueno mentira... salió genial!!
El postre consta de tres partes bien diferenciadas, la primera es la base, luego el corazón y por último (y en este caso lo más importante) el caparazón. La base puede realizarse con nuestra receta de bizcocho/pastel favorita y que combine con el corazón que es un helado, lo bueno es que también podemos hacerlo con nuestro sabor preferido y lo que ya es si o si y no se puede cambiar es el caparazón de merengue, bueno vale.. si, se puede teñir, darle sabor... vale se puede adaptar todo todito, ya lo he dicho :P
Esto fue lo que yo usé en esta receta de Baked Alaska, que si vuelvo a probar de hacer quizá cambie cositas como el sabor del helado o la base, aix... ya veré.

La "receta":

Para la base preparé un Brownie con nueces, para el helado compré uno de vainilla (simple, pero riquísimo) y el merengue pues nada, merengue jejeje. Me sabe mal pero en esta receta casi no hay fotos, empecé muy bien con el brownie pero luego se desató la locura, el helado se derretía el merengue no se esparcía bien y yo casi muero de un ataque de nervios jejeje así que ni pensaba en hacer fotos, por suerte la foto finish si que la hice, sino que gracia preparar algo que luego nadie ve y a ver si te creen ¬¬ Así que este post se lucirá solo con una única foto, preciosa eso sí (no porque yo la hiciera eh! jiji).

El "montaje":

El Baked Alaska se puede preparar a lo grande y luego cortar como un pastel, pero yo (que ilusa) me propuse hacerlo individual, en casa somos cuatro pero dulce solo comemos tres y pensé que uno grande sería too much pal' body. Así que ya me veis, cortando con un corta galletas tres redondas de brownie y tres cilindros de helado para ponerlos encima y ahí fue cuando se abrió la caja de Pandora! Metí los brownies con helado en el congelador (que no ayudó nada porque se derretía todo igual u_u) y uno a uno los iba sacando para untarlos en merengue, el merengue tiene que cubrir TODO el helado y la base para que luego cuando le pases el soplete (esta parte me encantó ^_^) o los metas al horno el merengue se dore pero el helado no se derrita y una vez tostadito ya se puede comer, la mejor parte de todas sin duda.

En la foto se puede ver el exterior antes de ser "quemado", una vez "quemado" y el corte que permite ver el interior y todo el trabajo duro.

Es un postre muy bueno, llena bastante tirando a mucho por el merengue, bueno por todo la verdad. La próxima vez que me decida hacerlo lo prepararé en Navidad o si algún día me voy a vivir al Polo Norte, allí seguro que me aguanta perfecto todo el montaje ;)

*Una curiosidad, también se le llama Tortilla Noruega al postre aunque de tortilla na' de na' pero como yo no me inventé el nombre no me meto. Supongo que al saber los dos nombres entenderéis que el merengue simboliza la nieve de estos dos lugares tan fresquetes, pero nose.. llamalo osito polar que también es blanco jajajaja, no ahora en serio, se llama así para celebrar la adquisición de Alaska por parte de USA allá por 1867.

Eso es todo por hoy, si algún día lo preparáis me gustaría verlo y así intercambiar opiniones, que me gusta mucho eso de charlar :D




Rumba, Tango... no, SALSA!


¡Hola Comilones!
Ayer para cenar en casa preparé una especie de tapa, bueno mas o menos y sí, tapa en singular porque ya teníamos carne y esto era quizá un poco mas para acompañar. Whole Kitchen en su Propuesta Salada para el mes de julio nos invita a preparar un clásico de la cocina española: PATATAS A LA BRAVA. Pues si, como leéis, ayer preparé esta salsa, bueno también las patatas. Es una receta con muchísimas variedades, dicen que la ONU ha recopilado 200 recetas diferentes, ahí es na'. Yo no se si la receta que preparé está recogida en esas 200 de la ONU, esta es la receta* que preparé.

Ingredientes para la salsa:
Los ingredientes

  • 8 o 10 cebolletas.
  • 1 cucharilla de pimentón de la vera (yo usé dulce que fue el que encontré pero se puede usar picante).
  • 1 diente de ajo (o al gusto).
  • 2 cucharas de salsa de tomate.
  • 4 o 5 cucharadas de ketchup.
  • 1 cucharadita de vinagre de sidra.
  • 1/2 vaso de agua.
  • Aceite y sal (al gusto, ir probando la salsa y rectificar).
Preparación de la salsa:
La salsa haciéndose, en su bol y ya en sus últimos instantes de vida

  1. En un robot de cocina ponemos las cebolletas, el ajo, el pimentón un poco de sal y aceite. Trituramos y formamos una pasta.
  2. Una vez obtenida la pasta la pasamos a una sartén donde la cocinaremos unos 5 minutos.
  3. Pasado el tiempo añadiremos el resto de ingredientes, el tomate, el ketchup, el vinagre, el agua y si hace falta mas sal y aceite.
  4. Lo dejaremos unos 15 minutos removiendo y dejando que coja la consistencia de la salsa.
  5. Una vez cocinada la pasamos al recipiente que vayamos a usar para servirla y dejaremos que se enfríe.
Las patatas:
Las patatas

  • 6 patatas medianas-grandes (o al gusto)
Cocción:

  1. Pelamos las patatas y las cortamos de manera irregular.
  2. Yo las freí en una freidora eléctrica pero también se puede en una pella con abundante aceite.
  3. Una vez doradas las dejamos enfriar y las ponemos en el plato que las vayamos a servir.
Pues como ya está todo preparado ya sólo queda mojar las patatas en la salsa y disfrutar! En casa no sobró salsa porque cuando las patatas se terminaron siguieron con el pan rebañando el bol donde estaba, así que eso me da a entender que les gustó ;)

La Salsa Brava :)


Como ya he dicho a mi la cebolla no me gusta así que preparé dos salsas mas, en un bol puse mayonesa al curry y en otro bol puse ketchup. Para gustos los colores y en mi casa para gustos cada miembro de nosotros jejeje.

Las tres: Brava, Mayonesa + Curry, Ketchup


*Podéis añadir, quitar, aumentar, disminuir los ingredientes como mas guste en vuestra casa, es lo bueno de esta receta, admite muchos cambios.




O say can you see...


¡Hola Comilones!
Casi no llego!!! Cada día el tiempo me pasa más rápido y se escapa entre mis dedos, pero aquí estoy con una receta dulce y un tanto curiosa. Viendo un vídeo me entraron ganas de probar y como justo tenía el 4 de julio a la vuelta de la esquina pues mira...
Es una receta sin mucha complicación ya que casi todo lo usado está preparado o casi. Para empezar necesitamos cuatro boles, colorante alimentario, cucharas, molde(s) redondo(s) para pastel y un cortador de galletas redondo.

Para el bizcocho tricolor:

  • 2 paquetes de preparado de pastel blanco Duncan Hines.
  • 6 claras de huevo (sin las yemas porque queremos que siga blanco).
  • 2 tazas de agua.
  • 2/4 taza de aceite de girasol.
  • Colorante azul.
  • Colorante rojo.
Para el frosting:

  • Una lata de frosting de cualquier sabor Duncan Hines o nuestro frosting favorito
Preparación del bizcocho tricolor:

  1. En un gran bol mezclaremos todos los ingredientes, claras, agua, preparado del pastel y aceite.
  2. Remover con varillas eléctricas hasta que la masa sea homogénea.
  3. Dividir la masa en tres moldes.
  4. Colorear un bol con el colorante rojo, otro con el colorante azul y dejar uno sin colorante.
  5. Hornear los bizcochos, cada masa por un lado, en un horno a 180º durante 25-30 minutos.
  6. Desmoldar y dejar enfriar.
Montaje:

  1. Dividimos la masa roja y la masa blanca en diferentes capas, 2, 3 o las que salgan/queráis.
  2. La primera capa será roja seguida de frosting y luego una capa blanca.
  3. Reservaremos la misma cantidad de capas rojas y blancas para que queden a la misma altura que el bizcocho azul.
  4. Cuando ya sólo quede el bizcocho azul y las correspondientes capas rojas y blancas las alinearemos para hacerles un agujero en medio con el cortador de galletas.
  5. Una vez cortadas las masas nos quedaremos con el circulo interior de las masas blancas y rojas y con el exterior de la azul.
  6. Montaremos el bizcocho azul sobre las capas que ya teníamos montadas y añadiremos el circulo interior del otro bizcocho, siempre entre capa y capa cubriendo con frosting para que se quede pegado.
  7. Una vez todo montado cubriremos con frosting para ocultar la diferencia de color de las ultimas capas y si se quiere con fondant para decorar.
  8. Servimos y al hacerlo se verá la bandera americana (sin estrellas) con sus colores.