Papapapapa


¡Hola Comilones!

Los niños suelen decir como primeras palabras "pa" o "ma" y claro, si es "pa" pues los aludidos (padres) se hinchan de orgullo al ver a la prole llamarlos y ahí es donde vamos, al día del padre!

Hoy es el día del padre y en casa a parte de algún regalito también hay pastel :)

El pastel de hoy es sencillito y bueno no es casero casero pero teníamos ganas de probar la mezcla que habíamos comprado y que mejor ocasión :)

El pastel es un preparado de estos de caja, lo compramos en Lidl y es de avellanas con cobertura de queso (que en casa nos encanta). Aunque se supone que es para cup cakes nada mas simple que ponerlo en un molde de pastel y no en papelitos individuales. Es algo que alguna vez ya hemos hecho y viceversa, si te gusta un pastel lo pones en papelitos y ya lo tienes en versión cup cakes.

Ingredientes para el pastel:

  • Preparado en sobre
  • 100ml aceite (mejor de girasol porque tiene un sabor suave)
  • 100ml leche
  • 1 huevo
Ingredientes para la cobertura:


  • Preparado en sobre
  • 50gr mantequilla blanda (sin sal)
  • 200gr queso de untar tipo philadelphia (no light)
  • Sobre con azúcar moreno

Vamos con el pastel:

  1. Calentamos el horno a 170º.
  2. En un bol ponemos el huevo, el sobre, el aceite y la leche, mezclamos con la batidora hasta que esté todo integrado.
  3. Vertemos la masa en un molde para pastel.
  4. Al horno 30-35 minutos.
  5. Dejamos enfriar completamente.
La cobertura:
  1. Con la mantequilla blanda añadimos en un bol el sobre de preparado y el queso crema, batimos hasta que esté todo bien integrado.
  2. Podemos usar una manga pastelera para decorar con diferentes boquillas o aplicar con una espatula directamente.
  3. Espolvoreamos el azúcar moreno por encima.
Y a comeeeeeer!



Es un pastel rico, esponjoso y nada pesado. Para un apuro o porque sí, este tipo de preparados van bien en nuestra despensa ;)

Ahora a celebrar el día y a comer pastel, que cualquier excusa es buena para un bocado dulce.




Semillas bonitas


¡Hola Comilones!

Ya está aquí la receta del postre de la anterior entrada ;)

Tenía ganas de hacerla pero me faltaba un ingrediente clave, las semillas amapola! Madre mía me ha costado lo mio encontrarlas y ahora las veo hasta en la sopa. Bueno pues eso, el gran ingrediente son las bolitas negras, semillas de amapola.

Por cierto, Let's eat! tiene Instagram propio así que a partir de ahora iré poniendo ahí las fotos de las recetas y otras cosas que pasen por delante del objetivo jejeje, para seguirme buscad @lets_eat_blog y darle a seguir :)

Volvamos a la receta, otro ingrediente que usé era de lo mas natural que podía usar, limones recién cogidos de un árbol, huele taaaaaan bien la fruta recién cogida y no procesada por la industria, si podéis usad siempre fruta de huerto, es decir, comercio de proximidad sin intermediarios ni cámaras de refrigerado por medio.

Así que ya sabemos dos ingredientes, pues vamos ya con el resto para preparar unas deliciosas Madeleines de limón con semillas de amapola.

Ingredientes:

  • 3 huevos + 1 yema
  • la ralladura fina de 1 limón
  • 150gr azúcar
  • 150gr harina
  • 1 cdta levadura en polvo
  • 150gr mantequilla fundida fría
  • 1 cda semillas de amapola
  • Aceite para engrasar el molde
Preparación:


  1. Calentamos el horno a 190º y engrasamos el molde.
  2. Batimos los huevos, la yema, la ralladura y el azúcar hasta que estén bien combinados y la masa tenga un color blanquecino.
  3. Tamizamos la harina y la levadura encima de la mezcla anterior e incorporamos.
  4. Añadimos la mantequilla fundida y por ultimo las semillas y removemos hasta que esté todo bien incorporado.
  5. Ponemos la masa en los moldes y al horno durante 10 minutos.
  6. Sacamos y dejamos que se enfríen, luego...

El glaseado

Glaseado:

  • Zumo de limón recién exprimido
  • Azúcar glas
  1. Ponemos el azúcar en un cuenco y poco a poco vamos incorporando el zumo de limón hasta obtener la consistencia deseada.
  2. Rociamos las Madeleines con el glaseado.
  3. Morimos de placer.


Lo mejor de esta receta es el olor a limón que deja en la casa, me encanta rallar piel de limón, es como un ambientador en versión natural.

Yo hice los pastelitos en cuatro moldes diferentes, todos en versión individual que así no se secan tan rápido y son fáciles de almacenar y/o transportar para comer fuera ahora que viene el calorcito.
Las diferentes formas

El limón se puede sustituir por naranja o cualquier concentrado/aroma de frutas que os guste.

Rico, rico




Primero y segundo en menos de 10 minutos y... adelanto de un postre


¡Hola Comilones!

El otro día me descargué unos cupones descuento para comida, uno de ellos lo usé inmediatamente no sólo para comprar el producto sino también para comérmelo!

El vale jeje (que sirve para cualquier variedad)


Me compré una ración de Risotto Funghi de Buitoni Completissimo y para acompañarlo me preparé una ensalada ligera, el postre fue un bizcocho que os presentaré en otro post ;)

El envase del risotto


Empezamos ligeros, una ensalada de tres ingredientes y son:

  • 1 tomate
  • Olivas negras deshuesadas
  • Mozzarella de bufala
Para el aliño:
  • Orégano
  • Sal
  • Aceite
Preparamos y aliñamos:
  1. Lavamos y cortamos a trozos el tomate en un bol listo para servir.
  2. Cortamos por la mitad las olivas y las ponemos en el mismo bol (podemos dejarlas enteras)
  3. Cortamos la mozzarella y la añadimos al bol junto con el tomate y las olivas.
  4. Esparcimos orégano al gusto, sal y el aceite. Mezclamos.
  5. Comemos.

La ensalada


Y ahora a por el Risotto, es una ración y realmente creo que la proporción esta bien conseguida, al menos para mi jejeje que como poco pero el plato quedo bien lleno.

Cuchara-tenedor incluido ;)


Preparación:

  1. Abrimos el cartón y sin sacar el "vaso" de plástico abrimos un poco el film que lo cubre.
  2. Ponemos la comida en el microondas y calentamos a potencia 750 durante 2 minutos.
  3. Sacamos, retiramos todo el film y removemos con la cuchara-tenedor que nos proporcionan.
  4. Podemos comer directamente del envase o ponerlo en un plato.
  5. Disfrutamos.
Es sencillo, se puede llevar al trabajo sin ensuciar nada porque ya lleva cubiertos y luego se tira al reciclaje, cartón por un lado, plástico por el otro.

El risotto!



Tienen cuatro variedades de platos preparados en una ración y son: Fusilli Bolognesa, Risotto Funghi, Penne Rigate Carbonara y Fusilli con Verduras.

Tanto para comer al medio día como para cenar este menú es una buena opción porque llena pero no deja pesadez en el estomago. La ensalada me la preparo bastante últimamente y el risotto de buitoni me ha gustado, el sabor es bueno para mi gusto. no soy experta en risottos y de momento no he preparado ninguno que no sea pre-cocinado, pero lo tengo pendiente.

El postre os lo explicaré en otro post a parte, que se lo merece. Pero os dejo con una foto: